Restauración

REUNIONES:
SABADOS DE 17,45 A 20.1
DOMINGOS de 11 a 13.15
REUNION GENERAL//
MARTES DE 19.30 A 20.30 ESTUDIO/
VIERNES DE 19.30 A 20.45 . ORACION//
DIRECCION: AVENIDA MADRID 30 TERRASSA,BARCELONA ESPAÑA.
iglesia 930000634
movil pastor 670209338

JUNTO ESTACION RENFE ESTE. Autobus linea 3 Y LINEA 1 torresana
PASTOR LUIS TEL. 670209338
@

15


EL MINISTERIO CRECIENDO EN CRISTO.

Nació con un único deseo: El dar a conocer el evangelio a miles de personas a través de la red. Nuestra labor evangelistica se centra en predicar la palabra por medio de la radio on line y por medio de las paginas de esta web. En este tiempo ya son mas de 1.200.000 personas las que han visitado esta web, muchas personas se han entregado a Cristo, y otras han recibido crecimiento espiritual por medio de la palabra escrita en esta pagina. Luis M. Quiros su fundador, lleva mas de treinta años en el trabajo de enseñar la palabra de Dios. Por muchos años su labor se centro en predicar a la juventud, y llevar a muchos a conocer la presencia de Dios, En este tiempo seguimos con la ayuda del Espiritu Santo predicando y evangelizando en todo lugar que Dios nos abre puertas a través de la radio. Toda la gloria y la alabanza sean para nuestro Señor Jesucristo, que nos rescato de las tinieblas a su luz admirable.

Subscribete en nuestro canal de youtube en esta direccion: https://www.youtube.com/user/Luismquiros

Ponte en contacto conmigo a traves de wthasapp en este numero 670209338
@
@



Predicaciones de Luis M. Quiros

Predicaciones de Luis M. Quiros
Las mejores predicaciones

p

domingo, 28 de agosto de 2016

Señales de una verdadera conversion

Señales De Una Verdadera Conversión

1) No Permanece en el Pecado
hoy en día hay cizaña mezclada con el trigo y que es difícil notar la diferencia con simplemente verlos, pero hay maneras de saberlo. Juan nos da ayuda por escrito que “El que dice:” Yo le conozco” y no guarda sus mandamientos es un mentiroso y la verdad no está en él” (1 Juan 2: 4) y “El que dice que está en la luz y odia a su hermano, está aún en tinieblas “(1Juan 2: 9). Juan deja claro que “Todo el que practica el pecado, infringe también la ley” (1 Juan 3: 4), ya que “Todo aquel que permanece en él, no peca; el que peca, ni le ha visto ni le ha conocido. Hijitos, nadie os engañe. El que practica la justicia es justo, como él es justo. El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio “(1 Jn 3, 6-8). En otras palabras, si alguien dice ser cristiano y sin embargo practica el pecado, están mintiendo a ti y a Dios, y son en realidad “del diablo.” Ningún cristiano esta libre de pecar pero no practicamos el pecado, los que practican “el pecado, ni le han visto ni le han conocido.
2) Amor unos a otros
Jesús dijo una vez que por nuestro amor los unos a los otros “todos sabrán que son mis discípulos” (Juan 13:35). Si odias o estás enojado con tu hermano o hermana y te llamas a ti mismo cristiano, entonces tu eres un mentiroso. Ahora yo no he dicho esto, es Dios quien lo dice en 1 Juan 4: 20-21, donde escribe: “Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es un mentiroso; porque el que no ama a su hermano a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ha visto. Y nosotros tenemos este mandamiento de él: el que ama a Dios, ame también a su hermano “(1 Juan 4: 20-21). He tenido algunos “cristianos” muy enojados que me atacan y me insultan y sin embargo dicen ser cristianos. Me imagino que muchos de ellos no se les podría declarar culpables en un tribunal de la ley porque no habría suficientes pruebas para condenarlos. Jesús habló acerca de que el que se enoja con su hermano en su corazón es como cometer un asesinato. En Mateo 5: 21-23 dice, “Ustedes han oído que se dijo a los antiguos:” No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será reo ante el tribunal; quien insulta a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que diga: “¡Necio! ‘ será expuesto al infierno de fuego. “
3) Estar Arrepentido de tu Pecado
Todos pecamos y el apóstol Juan sabía esto y por eso escribió: “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros “(1 Juan 1: 8, 10), pero la diferencia es cuando pecamos, somos convencidos de nuestro pecado por el Espíritu Santo. La convicción de pecado es una de las obras del Espíritu Santo. Justo antes de que iba a morir en la cruz y volver al Padre después de su resurrección, Jesús prometió que enviaría el Espíritu Santo “Y cuando él
venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio” (Juan 16: 8). Si no hay arrepentimiento, culpa, o ninguna condenación después de haber pecado, entonces esa persona puede estar entristeciendo al Espíritu Santo o puede incluso no haber nacido de nuevo, porque Dios da su Espíritu sólo a los que le obedecen, el Espíritu Santo “Dios ha dado a los que le obedecen” (Hechos 5:32). David fue fuertemente condenado después de su asesinato del marido de Betsabé y su relación adúltera. Si no hay una convicción de pecado por el Espíritu Santo, no hay Espíritu Santo en la persona.
4) ¿Amar a Dios o al mundo?
Volvemos de nuevo a la 1 Juan en el capítulo dos, donde escribe: “No améis al mundo ni las cosas del mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo-los deseos de la carne y los deseos de los ojos y la soberbia de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo “(1 Juan 2: 15-16). Santiago hace una pregunta retórica “¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Diosí Pues, el que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios” (Santiago 4: 4). No se puede amar al mundo ni las cosas del mundo y decir que amas a Dios también, porque estos dos no son compatibles entre sí. (Leer Gálatas 5: 19-25)
5) ¿Dónde Está tu Corazón?
Si amas a Dios, entonces tu vas a almacenar tesoros en el cielo y no en la tierra, porque las cosas del mundo, incluyendo los tesoros terrenales, todos pasarán. Por eso Jesús nos mandó a “No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan, sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen y donde ladrones no pueden robar.Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará tu corazón también “(Mateo 6: 19-21), ya que “Nadie puede servir a dos señores, porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o amará mucho a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios ya las riquezas “(Mateo 6:24). Dicho de otra manera, su libro de contabilidad, chequera o tarjeta de crédito indican donde su verdadero tesoro esta y donde está su corazón también. Si está en las cosas del mundo, entonces tu estás sirviendo al dinero (y tus propios placeres), pero si eres generoso con los demás, incluyendo a tu iglesia local, entonces estás realmente sirviendo a Dios. Santiago escribe: “Si un hermano o una hermana están desnudos y faltos de alimento diario, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve? Así también la fe por sí sola, si no tiene obras, es muerta “(Santiago 2, 15-17), porque “si alguien tiene bienes de este mundo y ve a su hermano padecer necesidad y le cierra su corazón contra él, ¿cómo el amor de Dios permanecerá en él? Hijitos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad “(1 Juan 2: 17-18). Santiago y Juan, ambos escriben que debemos amar con obras y no sólo en palabras, porque la fe sin obras es una fe muerta.
6) Verdaderos Cristianos Llevan fruto Volviendo a Santiago el escribió que “la fe por sí sola, sin obras, es muerta”(Santiago 2:17). Él no está diciendo que somos salvos por las obras, sino una persona que se guarda para producir naturalmente frutos de buenas obras. Los falsos profetas y maestros, al igual que los falsos conversos serán conocidos “por sus frutos. Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos Así, todo árbol sano da buenos frutos, pero el árbol enfermo da frutos malos. Un árbol sano no puede dar malos frutos, ni un árbol
enfermo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Por lo tanto los conoceréis por sus frutos “(Mateo 7: 16-20). Jesús es claro que si un árbol no da buen fruto, que viene como resultado de la conversión, entonces ese árbol será cortado y echado en el fuego. También dijo que íbamos a “reconocerlos por sus frutos.” También podemos reconocerlos por su falta de frutos. Si no son verdaderamente salvos, van a producir frutos malos, porque los malos árboles no pueden producir buenos frutos más que un buen árbol puede producir frutos malos. ¡Qué trágico día, será para muchos que dicen a Cristo: “Señor, Señor”, pero Él les dirá: “Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad “(Mateo 7:23). Lo que aún es peor que “Aquel día muchos dirán” “Señor, Señor”, pero estos “muchos”, no pocos, serán arrojados al lago de fuego, ya que nunca fueron realmente nacidos de nuevo (Apo 20:11 -15).
La palabra Cristiano, significa Cristo pequeño.
Que nos exige Dios
Exigencia 1. nacer de nuevo
La primera exigencia de Cristo al mundo es nacer de nuevo
En el capítulo 3 del Evangelio según Juan, Jesús habla con Nicodemo, que era un judío especialistas en las Escrituras.
Dios prometió que llegaría un día en que su pueblo volvería a nacer (Ezequiel 36.25-27).
Ezequiel 36:25-27
25 Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré.
26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.
27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.
Y con ello se limpiarían todos los pecados, teniendo en el corazón de las personas la presencia de su propio Espíritu. Jesús sigue explicando a Nicodemo, describiendo cuál es la función del Espíritu de Dios haciendo nacer un nuevo espíritu (Juan 3.6).
Juan 3:6 6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu,[a] espíritu es
aunque nacemos a la vida biológica, al mismo tiempo nacemos muertos por naturaleza, y dado que los muertos no pueden ver, entonces estamos ciegos espiritualmente, para poder ver esta realidad tan obvia. Por ello necesitamos del toque de Dios mismo para poder entender esta triste situación.
De que estamos hechos? ¿qué somos por naturaleza? En términos generales el ser humano está constituido por un 10,0 % de hidrógeno, 65 % de oxigeno, 19,37 % de carbono, 3,2 %/ de nitrógeno, 1,38 % de calcio, 0,64 % de fósforo, 0,18 % de cloro y 0,22 % de potasio. Eso es lo que compone nuestra carne.
Por naturaleza somos solo carne (es la humanidad común), es la condición humana natural (no tiene vida espiritualmente hablando, al menos no como hijo de Dios).
Nuestro primer nacimiento no nos permitirá entrar en el reino de Dios; pero nosotros no tenemos el poder para nacer de nuevo, sino que eso viene, lo permite y lo hace el Espíritu de Dios. Este es libre y sopla de maneras que no entendemos. Necesitamos nacer de nuevo, y esta es una exigencia pero también un don (regalo) de Dios.
Exigencia 2. arrepentimiento.
El arrepentimiento no es sólo la pena o tristeza por haber pecado o hecho algo reprobable, y como consecuencia ir mejorando paulatinamente nuestra conducta. El arrepentimiento es más un cambio interno tanto de la mente como del corazón, que logra hacer que cambiemos integralmente de dirección en nuestras vidas.
Jesús nos hace considerar que el pecado nos lleva a vivir perdidamente y a malgastar nuestras vidas y hasta nuestros bienes en forma inconsciente.
Lucas 15:11
El hijo prodigo.
Un corazón endurecido, no ve necesidad de pedir perdón ni de  perdonar
No entiende el daño que esta causando.
Necesitamos sensibilidad,
Mateo 11:25 En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños. Mateo 18:3
y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Marcos 10:14
Viéndolo Jesús, se indignó, y les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios.
* El pecado nos aparta del camino de Dios. * Mateo 7:13
* [ La puerta estrecha ] [ (Lc. 13.24) ] Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; * Mateo 7:14
* porque estrecha es la puerta, y angosto ( estrecho y reducido) el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.
* Cuando pecamos nos salimos de la sintonía divina. dejamos de escuchar a Dios y somos guiados por otras voces * 1 Juan 2:15
* No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él * 1 Juan 2:16
* Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario, Es importante para nosotros conocer tu opinión.

Recibe Predicaciones en tu correo

Recibe Predicaciones en tu correo
Date de alta en nuestro grupo

goodle sear

RECIBE PREDICACIONES Y ARTÍCULOS EN TU CORREO. Estamos actualizando nuestra lista de correo, puedes volver a inscribirte. Gracias./








#